Control del azúcar en sangre

Los niveles de insulina se calibran cuidadosamente para mantener la glucosa en sangre justo en el nivel correcto. La insulina es el principal regulador del azúcar en la corriente sanguínea.

Esta hormona es fabricada por las células beta y liberada continuamente hacia la corriente sanguínea. Las células beta se encuentran en el páncreas, que es un órgano detrás del estómago. Los niveles de insulina en la corriente sanguínea se calibran cuidadosamente para mantener la glucosa en sangre justo en la medida correcta.

Los niveles altos de insulina impulsan al azúcar fuera de la corriente sanguínea, hacia el músculo, grasa y células del hígado, donde se almacena para uso futuro. Los niveles bajos de insulina permiten que el azúcar y otros combustibles se liberen nuevamente hacia la corriente sanguínea.

Durante la noche y entre las comidas, los niveles de insulina en la corriente sanguínea son bajos y relativamente constantes. Estos bajos niveles de insulina le permiten al cuerpo aprovechar sus fuentes de energía almacenadas (principalmente glucógeno y grasa) y también liberar azúcar y otros combustibles del hígado. Esta insulina durante la noche o entre las comidas se denomina insulina de fondo o basal. Cuando no comió durante un tiempo, su nivel de azúcar en sangre se encontrará en algún punto entre 60 a 100 mg/dl.

Cuando come, la cantidad de insulina liberada desde el páncreas, hace un pico rápidamente. Esta explosión de insulina que acompaña el comer se llama insulina de bolo. Después de una comida, los niveles de azúcar en sangre llegan a un pico menor de 140 mg/dl y luego caen nuevamente al nivel de la línea de base (previa a la comida). Los niveles altos de insulina ayudan al azúcar a salir de la corriente sanguínea y a almacenarse para uso futuro.

Para mantener la glucosa en sangre en un rango estrecho a lo largo del día, existe una secreción lenta y pareja de insulina durante la noche, en ayunas y entre las comidas, con picos de insulina durante la hora de comer.  Adaptado de: Jacobs DM Care 20:1279, 1997

Existen otras hormonas que trabajan junto con la insulina para regular el azúcar en sangre incluyendo las incretinas y hormonas contrarreguladoras de la glucosa, pero la insulina es la más importante.

Ven en ayunas, sin visita previa y te atenderemos y miraremos tu azúcar en sangre.

0
 .